GIBRALTAR


Gibraltar es ése lugar que cada vez que lo visitas lo ves diferente. Un lugar único y distinto que nada tiene que ver con la Andalucía que abraza sus fronteras. Éste lugar conserva su orgullo británico en sus calles, edificios e historia de cada rincón. Otro idioma, otra moneda, otra cultura... pero con acento andaluz.




Si viaja a Gibraltar, primero no olvide llevarse el DNI o pasaporte. Se lo pedirán en la frontera con España. Recuerde que durante nuestra estancia en ésta ciudad, estamos fuera de la jurisdicción española.



Ventanas con persianas verdes y azules, fachadas de colores pastel, puertas con arcos… En algunos rincones de Gibraltar uno podría sentirse transportado a un pueblo genovés, en el norte de Italia.
El visitante no encontrará en esta ciudad las calles estrechas de casas encaladas típicas de Andalucía. Tampoco las casas victorianas de ladrillo y chimeneas humeantes propias de una población británica.










Gibraltar es tan pequeño que cuando uno cruza la frontera por la única carretera que conecta al enclave con España no tiene más remedio que atravesar la pista de aterrizaje del aeropuerto.
Un semáforo se pone en rojo en el momento en que un avión aterriza y obliga a esperar a quienes quieren acceder a la ciudad.
En ocasiones, la llegada de un avión provoca largas colas de autos a la entrada y a la salida de la roca.
La pista, literalmente atraviesa el istmo que une la pequeña península gibraltareña a tierra firme y parte de ella se encuentra en terrenos ganados al mar.




 No olvide subir al famoso Peñón de Gibraltar. Obtendrá unas vistas maravillosas y realmente impresionantes.


Gibraltar está situado en el extremo mas meridional de la península ibérica y Europa, al este de la bahía de Algeciras, y se extiende sobre la formación geológica del peñón de Gibraltar (en inglés: the Rock of Gibraltar o también, the Rock).










Su cumbre posee una altitud de 426 m sobre el nivel del mar. El peñón de Gibraltar era una de las Columnas de Hércules y era conocido en épocas antiguas por los romanos como Mons Calpe, el otro pilar era el Mons Abyla o Jebel Musa del lado africano del estrecho de Gibraltar. En épocas antiguas estos dos puntos marcaban el límite del mundo conocido, un mito de origen fenicio.





Gibraltar presume de ser el único lugar de Europa donde se encuentran monos en libertad.
Los alrededor de 200 ejemplares de macacos gibraltareños, también conocidos como monos de Berbería, son una de las principales atracciones turísticas del Peñón.
Puedes leer la leyenda del Macaco de Gibraltar AQUI.

























Todas las fotos de esta web están protegidas por su autor y tienen todos los derechos reservados. Puedes enviarme alguna duda o sugerencia. Si quieres ponerte en contacto conmigo escríbeme al siguiente email (jpedromartin85@gmail.com).
Share on Google Plus

About Admin

0 comentarios:

Publicar un comentario