ROMERÍA DE Sta. Mª DEL ALCOR (3


Se enrojecieron los cielos
a eso de media mañana
y el viento quedó soplando
la gran quietud de las aguas.
Y los pájaros volaron
moviendo suave las alas
y el campesino dejó
la tierra donde labraba.

Unas manos se juntaron
cuando el sol más alumbraba;
en aquel reloj de fuego
las doce en punto sonaban.
Y muchas palabras bellas
hasta el cielo se elevaban
porque eran las oraciones
que el campesino rezaba.

El campo quedó en silencio,
las gentes quietas estaban
porque rezaban el Ángelus
a eso de media mañana...



















































































Todas las fotos de esta web están protegidas por su autor y tienen todos los derechos reservados. Puedes enviarme alguna duda o sugerencia. Si quieres ponerte en contacto conmigo escríbeme al siguiente email (jpedromartin85@gmail.com).
Share on Google Plus

About Admin

0 comentarios:

Publicar un comentario