LA PASTORA DIVINA

La piel de Cantillana se muda al llegar septiembre. Las calles toman otro color, y pasan de la gloriosa asunción de los cielos a la divinidad de las almas pastoreñas. 
Dicen que hay que vivir, al menos una vez en la vida, un 8 de septiembre en Cantillana. Su fe y devoción quedarán en tu interior el resto de tu vida. Hay cosas que no se pueden expresar con palabras, pero si con imágenes...



























Todas las fotos de esta web están protegidas por su autor y tienen todos los derechos reservados. Puedes enviarme alguna duda o sugerencia. Si quieres ponerte en contacto conmigo escríbeme al siguiente email (jpedromartin85@gmail.com).
Share on Google Plus

About J Pedro Martín

0 comentarios:

Publicar un comentario